¡Bienvenido a la Wiki de Wargaming.net!
Variantes
/
Torpedoes (WoWS)

Torpedoes (WoWS)

Revisión a fecha de 10:45 22 abr 2018;
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

El armamento de Torpedos

Los torpedos son el arma por excelencia a corta y media distancia contra grandes buques con poca capacidad de maniobra. A pesar de su poca velocidad y lenta recarga, éstos proyectiles submarinos autopropulsados pueden infligir daños devastadores a cualquier barco desprevenido. Son el arma principal de una gran mayoría de Destructores y de los Aviones Torpederos de los Portaaviones, aunque un buen número de Cruceros disponen de ellos como armamento secundario. Incluso algún Acorazado. Al lanzar torpedos, puede resultar difícil acertar en el blanco con cada lanzamiento, ya que son mucho más lentos que los proyectiles convencionales y más fáciles de esquivar en el caso de ser detectados. Sin embargo, el daño potencial es considerablemente mayor y, además, pueden provocar inundaciones fatales en el buque enemigo.

Existen muchos modelos de torpedos en World of Warships, cada uno con valores especfíficos de alcance, velocidad, daño y distancia de detección; además de sus lanzaderas, con tiempos de recarga y rotación diferentes según el barco o tipo de torpedo.

Al contrario que abrir fuego con los cañones de la batería principal, lanzar torpedos no incrementa el rango de detectabilidad del barco. Por todo ello, los torpedos son el arma furtiva definitiva en World of Warships.

Apuntado con Torpedos de Barco

Los torpedos se lanzan simultáneamente en salvas de entre 1 y 5 torpedos por salva, pudiéndose lanzar varias salvas consecutivas dependiendo del barco. Cuando se seleccionan los torpedos (por defecto en la tecla 3), la retícula de disparo de torpedos se muestra en la interfaz del juego. Esta retícula, de color verde oscuro y forma semicircular a ambos lados del buque, indica los ángulos de lanzamiento de torpedos. El apuntado se realiza con el cono de color verde brillante, que muestra la dirección y el ancho del abanico de torpedos. Dicho cono se mueve a la velocidad de giro de las lanzaderas de torpedos. En el caso de que las lanzaderas no hayan recargado torpedos, la retícula será de color amarillo.

Torp1es.jpg

Cuando se seleccione un buque enemigo (con la tecla X por defecto o por la autoselección del juego), aparecerá en la interfaz un cono de color gris claro indicando hacia dónde apuntar para acertar en el centro del barco enemigo, siempre y cuando mantenga rumbo y velocidad. Para ello, se debe alinear el cono de apuntado verde brillante con el cono gris claro de la predicción de objetivo y abrir fuego con el botón izquierdo del ratón (ver imagen).

Presionando de nuevo la tecla de selección de torpedos (por defecto, 3) se puede cambiar la apertura del cono de lanzamiento entre abanico ancho y abanico estrecho. O entre salva completa o lanzamiento de torpedos de uno en uno, en el caso de los Cruceros Británicos. Una vez lanzados los torpedos, éstos no se moverán paralelamente, sino que se irán abriendo en abanico con la distancia.

Normalmente el abanico estrecho es útil a distancias largas contra objetivos grandes como Acorazados, para evitar una dispersión exagerada; o a muy cortas distancias concentrando lo máximo posible los torpedos si podemos asegurar el impacto. El abanico ancho también es útil a muy corta distancia, para abarcar más espacio y asegurar algún impacto contra objetivos pequeños y móviles como los Destructores; o a larga distancia para intentar garantizar el blanco de al menos un torpedo. Al pulsar la tecla C, es posible cambiar la vista entre las lanzaderas de torpedos.

Emplazamiento de las Lanzaderas de Torpedos

Existen tres configuraciones de lanzaderas de torpedos:

  • Lateral: Es la configuración más habitual. Estas monturas solo pueden lanzar torpedos hacia uno de los lados del buque, con un arco de lanzamiento variable dependiendo del barco. Algunas pueden disparar practicamente hacia adelante o atrás como el Admiral Graf Spee, otras utilizando un arco de disparo moderado (en la mayoría de Cruceros), solamente hacia atrás y lateralmente (en Cruceros Japoneses a partir de Tier VI), y algunas otras en un ángulo lateral muy estrecho (Mutsu). Los barcos con esta configuración suelen equipar mayor número de torpedos, ya que solo pueden lanzar como mucho la mitad de ellos en la misma dirección al mismo tiempo.
  • Central: Se encuentra en la mayoría de Destructores. Estas lanzaderas pueden disparar a ambos lados del barco, generalmente con buenos arcos de lanzamiento. Esto le proporciona mayor flexibilidad que las lanzaderas laterales, a cambio de necesitar unos pocos segundos para rotar y apuntar de un lado al otro del buque. Unos pocos barcos, como el Mahan y el Udaloi montan una mezcla de lanzaderas laterales y centrales, permitiéndoles disparar un par de salvas por un costado y otra salva por el otro.
  • Frontal: Se encuentra en Destructores Alemanes de Tier bajo. Pueden disparar los torpedos por proa con un arco de lanzamiento muy estrecho.

Recargando Torpedos

Después de que una lanzadera haya disparado sus torpedos, ésta debe recargarse antes de poder disparar otra vez. La recarga es automática y, generalmente, a mayor número de tubos de torpedo en la lanzadera, mayor será su tiempo de recarga.

Aunque al disparar torpedos éstos se lanzan todos a la vez y comienza la recarga de manera inmediata; en el caso de los Cruceros Británicos, si se lanzan de uno en uno la lanzadera no se recarga automáticamente hasta que todos los torpedos de esa lanzadera se hayan disparado. Pulsando la tecla de recarga (por defecto F) se puede recargar manualmente las lanzaderas.

Existen distintas maneras de acelerar el tiempo de recarga de los torpedos:

  • Subidón de Adrenalina: Se trata de una habilidad del Capitán de nivel 2 que aumenta la velocidad de recarga de todo el armamento (incluídos torpedos) a medida que se reducen los Puntos de Vida del barco. El tiempo de recarga se reduce en un 0.2% por cada 1% de Puntos de Vida perdidos.
  • Experto en Armamento de Torpedos: Esta habilidad del Capitán de nivel 3 reduce el tiempo de recarga de torpedos en un 10%.
  • Modificación 3 de los Tubos de Torpedo: Disponible en barcos a partir de Tier IX, esta mejora reduce el tiempo de recarga de torpedos en un 15% y añade un 50% a la probabilidad de incapacitación de las lanzaderas de torpedos.
  • Mejora de la Recarga de Torpedos: Al usar este Consumible las lanzaderas de torpedos se recargan completamente en 5 u 8 segundos, dependiendo del barco. Está disponible solamente para algunos Destructores Japoneses de Tier alto.

Detección de Torpedos

Todos los aviones y barcos pueden detectar torpedos si los sobrevuelan o navegan lo suficientemente cerca, dependiento del tipo de torpedo. El Consumible de Búsqueda Hidroacústica incrementa temporalmente la distancia a la que un barco puede detectar torpedos. Cuando un torpedo enemigo sea detectado por nuestro barco o la flota aliada, éste permanecerá avistado hasta que agote su combustible al llegar a su máximo alcance o sea destruído.

Tiempo de Reacción

Entendemos como tiempo de reacción en este contexto al tiempo que tarda un barco en iniciar maniobras evasivas al avistar torpedos para intentar esquivarlos. Es el tiempo que tarda el torpedo en viajar desde su rango de detectabilidad hasta que impacta en el buque objetivo. Esta distancia de detectabilidad se muestra en el juego al mover el puntero del ratón sobre los "Tubos de Torpedos" en las especificaciones del barco en el Puerto.

Para calcular el tiempo de reacción, se debe dividir la distancia de detectabilidad entre la velocidad del torpedo. Debido a que la velocidad se muestra en nudos (Kn), el valor debe convertirse a metros por segundo. De todas formas, ya que las unidades de medida del juego no corresponden directamente con las unidades de medida reales, se debe aplicar un factor de conversión determinado para pasar de nudos a metros por segundo. Teniendo en cuenta las pruebas empíricas de numerosos usuarios, se ha calculado que el factor de conversión de 2.6 es el más adecuado. (El Fconversión = 2.6 está basado en velocidades de Km/s. Para un resultado en m/s utilizaremos Fconversión = 0.0026)

Tiempo de reaccion y probabilidad de inundación de torpedos.

Por tanto, la fórmula para calcular el tiempo de reacción es la siguiente:


Treacción = Ddetectabilidad / (Vtorpedo * 0.0026)


El tiempo de reacción está calculado para un blanco estático. Hay que tener en cuenta que si el barco objetivo navega hacia los torpedos, el tiempo de reacción disminuirá ya que habría que sumar la velocidad propia del objetivo. Del mismo modo, si el barco objetivo se aleja de los torpedos, el tiempo de reacción aumentaría.

Por ejemplo, el tiempo de reacción de un torpedo Type F3 proveniente de un Destructor Japonés Yugumo sería de:


Treacción = Ddetectabilidad / (Vtorpedo * .0026) = 1.9km / (76 nudos * 0.0026) ≈ 9.6 segundos


Otro ejemplo: el tiempo de reacción para un torpedo Type 93 lanzado desde un Shimakaze sería de:


Treacción = Ddetectabilidad / (Vtorpedo * .0026) = 2.5km / (62 nudos * 0.0026) ≈ 15.5 segundos


Para un listado completo de los tiempos de reacción de todos los torpedos disponibles en el juego, consultar la imagen de la derecha.

Nota: El tiempo de reacción puede disminuír sensiblemente al utilizar la habilidad del Capitán de nivel 2 Aceleración de Torpedos, que aumenta la velocidad del torpedo en un 5% a cambio de disminuír su alcance en un 20%.

Los datos están calculados con las especificaciones a fecha 2 de Abril de 2017.

Impacto de Torpedos

Acorazado USS Maryland de la clase Colorado en el puerto de Pearl Harbor, tras recibir el impacto de un torpedo en la Batalla de Saipán.

Cuando un torpedo impacta en un barco, en una isla o alcanza su rango máximo, se destruye. Si impacta en un barco, produce cuantiosos daños y puede causar una inundación que reduzca puntos de vida en el objetivo continuamente hasta que se repare.

Distancia de Armado

Los torpedos necesitan una distancia mínima para armarse. Si un torpedo impacta en un objetivo antes de que haya alcanzado la distancia mínima de armado no se activará, por lo que no explotará ni causará daño alguno al buque objetivo. Una vez que el torpedo se arme, permanecerá activo y siempre explotará cuando impacte en el blanco. Al contrario que en un combate naval real, los fallos de armado, torpedos defectuosos que no exploten o rebotes contra el casco del objetivo, no están contemplados en el juego.

Daño

Según la parte del buque donde impacte el torpedo, los daños pueden ser los siguientes:

  • Impacto en Proa o Popa/Timón: Inflige aprox. 90% del daño nominal del torpedo, independientemente del tipo de barco.
  • Impacto en la Ciudadela o parte central del buque con Protección contra Torpedos: (Por ejemplo, en el cinturón o bulgue antitorpedos). Inflige un daño menor al nominal, determinado por el coeficiente de reducción de daño por torpedo del barco y, además, reduce la probabilidad de inundación. Este porcentaje de reducción de daño se puede consultar en las especificaciones del barco en el Puerto, en el apartado Supervivencia. No todos los barcos poseen protección contra torpedos.
  • Impacto en la sección central de un Destructor: Inflige aprox. 90% del daño nominal del torpedo.

Hay que tener en cuenta que el blindaje y toda la estructura de un barco está compartimentado (ver el apartado Balística & Blindaje). Esto supone que cada barco posee distintos compartimentos independientes, cada uno de los cuales con unos determinados puntos de vida. Por lo que, una vez agotados los puntos de vida de esa zona, cualquier impacto a posteriori en dicho compartimento no producirá daño alguno. Por tanto es posible, aunque no habitual, que un barco reciba el impacto de numerosos torpedos en una misma zona y sobreviva, al ser unicamente el primer torpedo impactado el que haga daño.

Inundaciones

Cuando un torpedo impacta en el objetivo, existe la posibilidad de que cause una inundación. Está inundación provocará un daño en el buque enemigo del 0.667% de los puntos de vida máximos por segundo, hasta un máximo de 90 segundos si no se repara antes. Es difícil sobrevivir a una inundación sin el Equipo de Control de Daños o sin la ayuda del consumible Equipo de Reparación, por lo que puede resultar letal para el barco enemigo recibir una inundación cuando haya utilizado alguno de estos consumibles recientemente. Al contrario que los incendios, solo puede producirse una inundación a la vez y solo puede afectar a una única sección del buque. En el caso de que un barco con inundación reciba de nuevo el impacto de un torpedo que provoque inundación, el contador de tiempo para autorepararse volverá al máximo de 90 segundos. Este tiempo puede reducirse al montar algunos tipos de señales o mejoras en el barco que reduzcan el tiempo máximo para recuperarse de una inundación.

El HMS Glatton en dique seco en 1916. Nótese el espesor del bulgue antitorpedo.

La probabilidad de inundación varía según el tamaño y tipo de torpedo (ver imagen Tiempos de reacción y probabilidad de inundación). Por ejemplo, el torpedo japonés Type 93 Mod 3 de 610mm tiene una probabilidad de inundación garantizada del 406%. Por otra parte, el torpedo Type 91 Mod 1A, lanzado por los escuadrones de aviones torpederos japoneses, tiene solamente un 63%.

De todas formas, incluso con estas elevadas probabilidades, a veces el impacto de un torpedo no provocará inundación. Y casi nunca en el caso de los aviones torpederos japoneses. Esto es debido, como se ha explicado antes, a que todos los barcos poseen un coeficiente de reducción de daño proporcionado por su protección antitorpedos, que reduce las posibilidades de inundación. Normalmente, en los Destructores esta protección es del 0%, practicamente inexistente, mientras que los Acorazados tienen porcentajes de reducción de inundación mucho mayores.

Ver el apartado Inundación para más detalles.

Tácticas Ofensivas

Evitar el Fuego Amigo

Los torpedos son la principal causa de incidentes por fuego amigo. Es relativamente habitual recibir el impacto de un torpedo aliado en el fragor de la batalla, por lo que es conveniente ser consciente de la situación de cualquier buque aliado que se encuentre en las cercanías del objetivo o en el posible rumbo de nuestros torpedos. En caso de duda, lo mejor es no disparar. Incluso aunque nuestros torpedos no impacten en un barco aliado, pueden suponer una distracción o restringir su capacidad de maniobra. Además, evidentemente, si un torpedo impacta en un aliado, nunca impactará en el enemigo.

Aunque está generalmente aceptado que la responsabilidad para evitar el fuego amigo al disparar torpedos recae en el barco que los lanza, conviene tomar precauciones defensivas, como por ejemplo, situarse de repente demasiado cerca entre un Destructor aliado y el enemigo cuando sea probable que vaya a lanzar torpedos.

Equipo de Control de Daños

Es viable intentar engañar al enemigo forzándolo a usar el consumible Equipo de Control de Daños valiéndonos de los incendios que ocasionemos con nuestros cañones antes de impactar con torpedos. En caso de éxito, el buque enemigo no podrá reparar la posible inundación causada por los torpedos durante un tiempo considerable, pudiéndole causar daños mucho mayores que los de los propios impactos.

Por otra parte, cuando alcancemos a un buque con nuestros torpedos y provoquemos una inundación, el enemigo se verá forzado a usar el Equipo de Control de Daños, por lo que será el momento perfecto para incendiarlo con los cañones.

Torpedear en Oculto

Algunos barcos, especialmente los Destructores, poseen un grado de ocultamiento muy inferior al alcance máximo de sus torpedos. Esto les permite acechar a sus presas y lanzar torpedos al objetivo sin ser detectados, siendo éste un método relativamente seguro de emplear los torpedos. De hecho, es la táctica habitual de combate de la mayoría de Destructores Japoneses y, en menor medida, de los Americanos y Alemanes de Tier alto. Aunque, por otra parte, también tiene inconvenientes:

  • El barco que lance torpedos puede ser detectado por otros barcos ocultos enemigos que se encuentren entre éste y el objetivo, lo que suele ser muy peligroso al quedar al descubierto a una distancia relativamente cercana a varios buques enemigos.
  • Cuanta más distancia al objetivo, más tiempo tardarán los torpedos en impactar, con lo que:
  • El objetivo dispone de una ventana de tiempo más grande para variar rumbo o velocidad.
  • Existen más probabilidades de que los torpedos sean detectados por otro barco o avión enemigo.
  • Los torpedos se abrirán en abanico de tal manera que a mayor distancia, mayor separación entre ellos, dando la posibilidad al buque enemigo de pasar entre ellos.

Incluso los barcos con un ocultamiento menor que su rango de torpedos pueden torpedear en oculto si se dan las circunstancias adecuadas: Si el objetivo navega hacia nosotros y se encuentra un poco más allá del alcance de torpedos, existe la posibilidad de impactar al reducirse la distancia entre el momento en que se lanzan torpedos y el momento en que impactan.

Torpedear desde el Humo

Utilizar el Humo es otra opción viable para torpedear sin ser vistos. Al contrario que usar la artillería dentro del humo, lo cual delata nuestra posición aproximada al ser visibles los proyectiles disparados, lanzar torpedos desde el humo hace más difícil determinar nuestra posición exacta, ya que existe un retardo entre el lanzamiento y el momento en el que el enemigo los avista, además de su poca distancia de detectabilidad.

Sin embargo, el humo es un arma de doble filo. Las nubes de humo son objetivos atractivos para los torpedos enemigos, ya que un barco inmóvil en el humo tendría serios problemas para avistar torpedos y sobretodo esquivarlos. Incluso si nuestro barco consiguiera evadirlos, puede que la maniobra nos forzara a abandonar la seguridad del humo, con lo que existiría la posibilidad de ser descubiertos. Además, el humo no interfiere con los consumibles de Búsqueda Hidroacústica o Radar de Vigilancia, con lo que podremos ser detectados dentro de la nube si estamos en su radio de acción. Como contrapartida, para minimizar daños, es bastante habitual que un enemigo dé media vuelta y emprenda la huída cuando recibe fuego artillado desde un humo que no puede devolver, por lo que usar los cañones puede ser un buen método de defensa preventiva.

Emboscadas

Otra opción para usar tacticamente los torpedos es ocultarse tras una isla y emboscar al enemigo cuando pase a cortas distancias. Esta táctica es la mejor manera de asegurar un gran número de impactos de torpedo, ya que el factor sorpresa y la corta distancia dificultarán en gran medida que el objetivo pueda evadir los torpedos o hundir nuestro barco antes de lanzarlos. Incluso en los Tiers más altos, un Acorazado con todos los puntos de vida puede ser hundido facilmente utilizando este método.

La mayor dificultad de esta táctica estriba en preparar la emboscada. Lo más común es que sea una situación circunstancial, aprovechando una momento puntual más que cualquier otra cosa. En los primeros compases de la batalla existen a menudo demasiados barcos enemigos como para que la emboscada pase desapercibida. Será, por tanto, en la parte final de la batalla o cuando la flota enemiga haya sido mermada, el momento ideal para este tipo de ataques.

Controlar y acechar a la flota enemiga, especialmente los barcos solitarios o desprevenidos cuando intuyamos que vayan a navegar cerca de una isla, es vital para preparar la emboscada. Si conseguimos situarnos tras la isla en el momento preciso, el éxito está casi garantizado. Incluso en algunas situaciones podremos lanzar torpedos antes de que el objetivo tenga línea de visión directa con nuestro barco, evitando desvelar nuestra posición. Esto es más seguro que el ataque habitual saliendo tras la esquina de la isla, pero cabe la posibilidad de que el enemigo esquive los torpedos al lanzarlos desde mayor distancia y ser mayor el tiempo antes de impacto.

Hay que tener en cuenta que, al igual que con el humo, las islas no anulan la capacidad de detección de la Búsqueda Hidroacústica o el Radar de Vigilancia. Además, los aviones enemigos pueden ver a través de las islas y todos los barcos detectarán automáticamente a cualquier otro cuando se encuentre a una distancia de 2 Km o menos (3 Km con la mejora de Adquisición de Objetivos), sin importar cualquier obstáculo que se encuentre de por medio, ya sea humo o islas. Por si fuera poco, existe la posibilidad de que sea otro barco el que nos descubra. Si el enemigo utiliza estos factores a su favor será capaz de evitar la emboscada y/o contraatacar. Por el contrario, estos factores también pueden sernos útiles para culminar con éxito la emboscada si están a nuestro favor.

Ataque Frontal

A veces no queda más remedio que atacar un objetivo sin la ventajas que proporcionan la ocultación o las emboscadas. Puede ocurrir que nos embosquen, que aparezca un Acorazado a corta distancia tras una isla o cerca de nuestro humo, o cualquier otro tipo de encerrona. En estas situaciones, en las que no existe la posibilidad de huír u ocultarnos, lo mejor es un ataque frontal directo contra nuestro enemigo, navegando a toda máquina, aproado hacia él para minimizar la silueta de nuestro barco, y torpedear a bocajarro.

Hay que ser conscientes de que atacar frontalmente al enemigo es una maniobra extremadamente peligrosa. Durante nuestro ataque, seremos el objetivo prioritario de todos los barcos enemigos que se encuentren en las inmediaciones. Aunque naveguemos aproados, para poder lanzar los torpedos nuestro barco deberá angularse y mostrar una silueta lateral mucho mayor en el momento del lanzamiento, con lo que seremos un blanco más fácil para los cañones enemigos.

Destacar que, a ciertas distancias, un enemigo atento puede disponer de tiempo suficiente para virar y emprender la huida ante nuestro ataque y, en ese caso, si torpedeamos demasiado pronto es posible que los torpedos se queden sin rango antes de impactarle o que el objetivo los esquive facilmente. Además, durante una persecución pasaremos demasiado tiempo expuestos al fuego enemigo antes de que estemos a una distancia del objetivo lo suficientemente cercana como para asegurar los impactos de nuestros torpedos y hundirlo. Esto contando que nuestro buque sea más rápido que el objetivo. Por tanto, lo ideal es que el blanco esté desprevenido y sea un buque lento, poco maniobrable (como un Acorazado) y con rumbo hacia nuestra posición.

Consejos:

  • Acercarnos al blanco lo máximo posible sin ser detectados, utilizando islas a modo de emboscada o a distancia de detectabilidad en mar abierto. Es mejor no llamar su atención y no utilizar los cañones mientras no seamos detectados y, en caso de usarlos, preferentemente contra objetivos que no sean el blanco de nuestro ataque frontal.
  • Encontrarse en superioridad numérica puede ser una ventaja, ya que nuestros aliados podrán distraer al objetivo durante unos segundos que pueden ser cruciales. Además, es posible que el blanco evite virar y emprender la huída ante nuestro ataque por temor a exponer el más vulnerable costado al fuego de nuestros aliados. Desafortunadamente, en la mayoría de las ocasiones en las que un ataque frontal se convierta en la mejor opción, nuestra situación será de inferioridad numérica.
  • Si es posible, pondremos rumbo hacia el costado del objetivo al que no apunten sus baterías principales, ya que tardará más tiempo en girar las torretas hacia nuestro buque y disparar. Como hemos visto, los aliados también pueden ser de gran ayuda en este punto.
  • Es mejor no lanzar los torpedos demasiado pronto. Lo ideal es reterner el lanzamiento hasta estar lo suficientemente cerca como para garantizar el impacto del mayor número de torpedos posible. Si disparamos demasiado pronto a una distancia demasiado grande, el objetivo tendrá la oportunidad de esquivarlos. Es preferible lanzar al pasar justo al lado del buque enemigo, a una distancia mínima como para permitir el rearme de torpedos.
  • Si el ataque no tiene éxito, no conseguimos hundir al objetivo o nuestro barco posee muy pocos puntos de vida, una opción muy válida es intentar embestir al buque enemigo, aunque puede que éste intente hacer lo mismo si se encuentra en desventaja.
  • Si nuestro barco equipo lanzaderas de torpedos laterales y la primera salva fracasa en el intento de hundir al enemigo, lo mejor es virar en redondo para intentar torpedear con la otra lanzadera. Lo más probable es que el objetivo intente girar los cañones y el barco para apuntarnos con ellos, por lo tanto, se colocará más rapidamente en el punto de mira de nuestra otra lanzadera cargada y lista para disparar.
  • En un ataque frontal el riesgo se amplifica si el objetivo también dispone de torpedos. Si se trata de un enemigo habilidoso, es probable que el duelo termine con ambos barcos hundidos, por lo que tendremos que valorar el riesgo de atacar frontalmente un objetivo que también equipe torpedos. También en este caso conviene ser paciente y esperar al momento oportuno para lanzar los torpedos. A menudo es mejor ser el último en lanzar, siempre y cuando no nos hundan antes de poder efectuar el lanzamiento, por las siguientes razones:
  • Los torpedos lanzados a corta distancia son mucho más difíciles de esquivar.
  • Si el enemigo dispara antes y no consigue hundir nuestro barco podremos situarnos en una posición óptima para torpedearlo a placer con muchos menos riesgos.
  • Incluso aunque el enemigo consiga hundirnos, tendremos una buena oportunidad para conseguir el logro "¡Es solo un arañazo!", obtenido por destruír un barco enemigo después de haber sido el nuestro destruído, y que recompensa con las señales Inda Bravo Terrathree que reducen los costes de reparación y servicio post-batalla.

Apuntando con Torpedos

Hemos visto que al apuntar con torpedos debemos hacer coincidir el cono verde de apuntado con el cono gris de predicción de rumbo del objetivo. Normalmente este método suele tener éxito, sobretodo si sospechamos que el objetivo se verá obligado a mantener rumbo y velocidad (por ejemplo, para evitar mostrar el costado a nuestros aliados, para navegar hacia un punto de captura lo más rápido posible, por estar distraído, o porque simplemente el jugador no es demasiado hablidoso). En estos casos, apuntar hacia el cono predictivo suele ser la mejor opción.

Para ello, debemos asegurarnos que el blanco está seleccionado, bien con la tecla X para cambiar de objetivo o por la auto-selección que hace el juego al apuntar a un objetivo. Si existen múltiples enemigos agrupados, es buena idea comprobar el rumbo de cada uno por si las predicciones son coincidentes y apuntar en consecuencia, ya que es posible alcanzar varios buques con una sola salva de torpedos.

Si el objetivo navega de costado a toda máquina, a efectos predictivos las únicas maniobras que puede hacer serán las de disminuír velocidad y/o virar hacia adentro o afuera. Estas maniobras siempre tendrán como consecuencia que la predicción en el momento del disparo estará adelantada con respecto a la posición real del buque en el momento del impacto. Además, disminuír velocidad y virar, son maniobras comunes ante el avistamiento de torpedos. Por ello, es buena idea disparar un poco más atrás del cono de predicción, o lanzar una salva en la predicción y otra un poco por detrás.

Por el contrario, si el objetivo está acelerando o está angulado y virando para mostrar el costado, la predicción en el momento de disparar estará más atrás que la posición real final del buque en el momento de impactar. En estos casos, deberemos apuntar más adelante, aunque lo ideal es esperar a que el objetivo adquiera un rumbo y velocidad estables.

Algunas veces la predicción es innecesaria:

  • Si sospechamos que el enemigo se dirigirá hacia un punto clave (p.el. el paso entre dos islas), quizá querramos lanzar torpedos hacia ese punto sin importar la predicción del objetivo. Incluso sin que exista en ese momento un objetivo detectado y, por tanto, predicción alguna.
  • Si un enemigo está estacionado y disparando desde el humo, aunque no lo veamos directamente podremos lanzar torpedos hacia el lugar desde donde salen los proyectiles.

Una buena manera de determinar la velocidad de un buque y prevenir posibles maniobras de aceleración es observar la cantidad de humo que emiten sus chimeneas y la estela que forma. Una estela fina y alargada horizontal indica que el buque navega a toda máquina, mientras que una estela más gruesa y vertical indica que está practicamente parado o navega a pocos nudos. Cuando un buque está totalmente inmóvil, no emite humo alguno por sus chimeneas.

Además de lo anterior, el cono de predicción de la retícula de torpedos también es una excelente ayuda para determinar la velocidad, rumbo y acelaración del enemigo con el propósito de preparar y dirigir el fuego de artillería.

Denegación de Áreas

Producir daños no es la única razón para usar torpedos. También pueden ser utilizados para forzar al enemigo a tomar o evitar un rumbo determinado, como arma disuasoria para proteger una captura, para cubrir nuestra retirada o la de nuestros aliados, o para forzar al oponente a exponer el costado. En el peor de los casos, siempre serán una peligrosa distracción para el enemigo, ya que estará ocupado intentando evadirlos.

Tácticas Defensivas

Antes de Detectar Torpedos

Para que la defensa contra torpedos sea realmente efectiva, ésta debe comenzar antes de que sean avistados. Incluso, a veces, antes de que sean lanzados. Si existe el riesgo o la sospecha de un inminente ataque con torpedos enemigos, es buena idea iniciar una serie de maniobras de cambios de rumbo y velocidad (conocidas coloquialmente como WASD hacks) para convertirse en un blanco impredecible e intentar engañar a nuestros adversarios. Además, aproar o apopar hacia la dirección desde donde podría venir el ataque reducirá el área de exposición de nuestro barco ante un posible impacto.

En caso de estar estacionado dentro de una nube de humo, es recomendable mantener el barco angulado y evitar mostrar un costado plano hacia la dirección estimada de un ataque con torpedos. Esto, además de reducir la silueta del barco, ayudará a esquivar las amenazas si surge la necesidad de maniobrar. En ese caso, lo más conveniente es que nuestro barco se encuentre totalmente parado o navegando hacia adelante a poca velocidad. Navegar atrás toda dentro del humo limita sobremanera la capacidad de maniobra para evadir torpedos.

Incluso si nuestro barco no esté detectado, no es inmune a un ataque con torpedos. Debemos ser cautelosos al navegar por puntos claves que el enemigo podría haber torpedeado. A menos que estemos realizando labores de avistamiento a bordo de un barco maniobrable o con la Búsqueda Hidroacústica activada, es aconsejable intentar evitar navegar entre los barcos aliados y cualquier enemigo que los haya torpedeado, ya que podrían impactar contra nuestro barco aún sin haber sido lanzados contra nosotros.

Cuando Detectamos Torpedos

Una vez que hemos detectado torpedos, es el momento de intentar esquivarlos. Disponemos de pocos segundos (ver más arriba Tabla de Tiempo de Reacción de Torpedos), por lo que es vital ser rápidos con las decisiones y maniobras a realizar para evadirlos o minimizar el número de impactos. A la hora de esquivar una salva o salvas de torpedos, si navegamos a toda máquina disponemos de dos opciones principales:

  1. Intentar frenar y posicionarse para que los torpedos pasen por delante del buque o entre él, es decir, virar todo a estribor o babor y las máquinas atrás toda, para frenar el barco lo máximo posible y aproar/apopar en dirección a los torpedos. Dependiendo del ángulo que forme el barco con la trayectoria de los torpedos consideraremos:
    • Siempre que sea posible y el ángulo sea menor de 90º: Viraremos hacia los torpedos, ya que aunque el tiempo hasta impacto se acorte nuestra maniobrabilidad será mayor y situaremos el barco en una posición más favorable para esquivar el resto de torpedos del abanico y posibles segundas salvas. En este punto es aconsejable motores a toda máquina para ayudar con la maniobra.
    • Si el ángulo es mayor a 90º: Viraremos huyendo de los torpedos, acompañando de motores atrás toda, para describir una curva lo más corta posible con respecto al espacio que abarca el abanico de torpedos.
    • La posición del timón: De nada sirve virar a estribor hacia los torpedos si en el momento de detectarlos el timón se encuentra todo a babor. El timón tarda bastantes segundos en cambiar de una lado a otro, sobretodo en barcos pesados, por lo que si detectamos torpedos navegando todo a babor/estribor, en ciertos casos es mejor mantener el giro para minimizar daños en lugar de realizar la maniobra teoricamente correcta y exponer un costado plano a la salva de torpedos.
  2. Intentar que la salva pase por detrás del barco. Para ello, navegaremos casi en perpendicular a la dirección de los torpedos a toda máquina. A menudo es una maniobra peligrosa ya que un barco de costado muestra un área de impacto mayor y le hace vulnerable al fuego artillado del enemigo, pero puede ser necesaria para evitar el impacto de la salva completa de torpedos o si el enemigo apuntó un poco por detrás de su predicción esperando que maniobráramos como se describe en la opción 1.


En caso de que nuestro buque navegue a baja velocidad:

  • No dar orden de atrás toda: La deceleración de cualquier barco es extremadamente lenta, por lo que tardaremos demasiado tiempo en frenar y si una salva se dirige hacia nuestra posición el barco apenas se moverá y perderemos toda capacidad de maniobra. Las mejoras de propulsión no afectan a la capacidad de deceleración.
  • Acelerar a toda máquina: La aceleración en Acorazados es significativamente baja, pero los Cruceros en general y especialemente Destructores, Cruceros Británicos y barcos con la mejora de Propulsión del Motor equipada, poseen una aceleración lo suficientemente alta como para proporcionar capacidad de maniobra para ayudar a la esquiva de torpedos.

Defensa Contra un Ataque Frontal

Si un enemigo intenta atacar frontalmente para torpdearnos a bocajarro, debemos considerar los siguientes consejos:

  • Virar 180º y emprender la huída, ya que es difícil alcanzar y atacar un barco en retirada, incluso los más lentos. El inconveniente es que no siempre es una maniobra segura y es posible que suponga exponer el costado al resto de enemigos. Aún así, es mejor exponer el costado y huir que ser torpedeado a bocajarro, siempre y cuando no podamos neutralizar la amenaza.
  • Abrir fuego al atacante inmediatamente para intentar hundirlo antes de que pueda lanzar sus torpedos. También existe la posiblidad de incapacitar y destruír sus lanzaderas, motor o timón, o forzarle a soltar torpedos demasiado pronto, lo que nos brindará la oportunidad de esquivarlos más facilmente.
  • Solicitar apoyo aliado. Designar el objetivo como prioritario con la tecla F3 ayudará a contrarrestar el ataque con la ayuda del fuego aliado.
  • Aunque la aproximación del enemigo será navegando aproado hacia nosotros, a la hora de lanzar sus torpedos la mayoría de barcos necesitan mostrar cierto ángulo de costado. Esto nos indica el momento exacto del lanzamiento y, además, si el barco atacante es un Crucero o Acorazado, la oportunidad de disparar a su ciudadela.
  • A menos que intentemos engañar al enemigo para que lance demasiado pronto, es conveniente virar y apuntar con la proa o popa hacia el atacante. Esto minimizará el área expuesta y dificultará el impacto, ayudando incluso a veces a esquivar cierto número de torpedos por salva.
  • Si nuestro barco equipa torpedos, nos dispondremos a iniciar las maniobras necesarias y utilizarlos (ver Tácticas Ofensivas).
  • Si todo lo demás falla, podremos intentar embestir al atacante. Es mejor para el equipo hundir el barco a cambio de hundir al atacante, antes que el enemigo nos hunda y sobreviva. Además, si el atacante es un Destructor y nuestro barco de una clase mayor, es posible que con la embestida nuestro barco sobreviva y el enemigo se hunda, dependiendo de los puntos de vida restantes de los que dispongamos.

Defensa contra Torpederos Bombarderos

  • Navega cerca de barcos aliados, especialmente aquellos dotados de buenas capacidades antiaereas. Esto aumentara la probabilidad de derribar los torpederos antes de que se acerque a ti.
  • Asigna a los aviones torpederos la prioridad de tu AAA (señalandolos en el mapa con el cursor). Esto dara preferencia a la actuacion de tu AAA sobre estos aviones en detrimento de otros menos peligrosos, y aumenta el porcentaje de daño. Si hubiera varios grupos de torpederos, prioriza aquel mas peligroso, cambiando del que ya ha soltado sus torpedos a aquel que aun no lo ha hecho.
  • En caso de disponer del consumible "Fuego AAA defensivo" un ataque aereo sobre tu barco es el momento ideal para usarlo. Incrementa temporalmente multiplicando hasta x3 la capacidad de daño de las baterías AA del barco en calibres superiores a 25mm, en Cruceros y Destructores. Además, como efecto secundario, produce el llamado "modo pánico" en los bombarderos y torpederos que reciban fuego AA mientras el Consumible esté activo, con lo que éstos disminuirán la precisión de sus ataques.
  • Si los torpederos estuvieran lejos aun de tu barco y dispones de una "muy buena" AAA, tal vez puedas esquivarlos. Al modificar tu rumbo alteras su trayectoria de ataque y les obligas a estar mas tiempo espuestos a tu fuego antiaereo.
  • Barcos MUY rapidos, como ciertos destructores sovieticos pueden incluso correr mas que los torpedos, teniendo en cuenta que esto ocurre en linea recta, pero pierdes velocidad al girar. Ten en cuenta tambien que mantener un rumbo recto te hace mas vulnerable a otras salvas de torpedo lanzadas de traves o a fuego de otros barcos.
  • En caso contrario, vira hacia ellos. Esto reduce el blanco a los torpedos y hace tu trayectoria menos predecible. En un caso afortunado el rango de los torpedos se acorta y podria no dar tiempo a que se armaran.
  • Si los torpederos se aproximan desde una linea de costa, navegar pegado a esta obliga a los aviones a alterar su rumbo y lanzarlos desde el lado opuesto, ya que los torpedos no son efectivos si caen sobre tierra. Sin embargo, navegar pegado a la costa, cuando los torpederos viene desde el mar, limitara tu capacidad de maniobra para esquivarlos.

Cuando los torpedos estan a punto de llegar a tu barco

  • La proa de bastantes barcos esta elevada, por lo que es posible que el torpedo pase bajo ella en vez de impactar.
  • Recuerda que el timon necesita un tiempo para girar, y la inercia del barco puede producir cierto "deslizamiento o derrape" de la popa hacia fuera. Los crucero britanicos son conocidos por ello. al apuntar hacia un paso estrecho entre los torpedos que vienen, el giro debe iniciarse antes de llegar a dicho "pasillo".
  • Contra lo que se pueda pensar, si un torpedo se dirige directamente a tu proa, virar hacia él puede evitarlo.
  • En caso de que el impacto sea inevitable, acorazados y cruceros poseen cierta proteccion antitorpedos en su porcion central, por lo que hacer que el impacto ocurra alli puede reducir el daño y la probabilidad de inundacion.

Humo

Como ya se ha comentado anteriormente, el humo atrae los torpedos enemigos, pero hay algunos trucos para evitar ser alcanzado por torpedos mientras se esta oculto en el humo:

  • No presentar el costado a la direccion de la que es mas probable que vengan los torpedos. Presentar un blanco tan grande dificulta esquivarlos.
  • Incluso dentro del humo, las masas de tierra limitan las direcciones de las que pueden venir los torpedos y es posible ocultarse tras ellas cuando vengan.
  • Una nube de humo alargada y el moverse lentamente adelante y atras dentro de ella puede hacer que sea mas dificil predecir tu posicion actual y futura mintras disparas tus cañones. Sin embargo, si se esta esquivando activamente los torpedos, hay que tener presente que cambiar de sentido lleva su tiempo.
  • Tener siempre una ruta de escape. El humo tiene una duracion limitada, por lo que puede ser mejor abandonar la nube y empezar a moverse antes de que desaparezca del todo para evitar torpedos y otras amenazas.

Categoría: